lunes, 31 de diciembre de 2012

Las pesadillas también se llaman sueños (malos), alguien debería hacer que eso no fuese así.

Cuando me desperté
el suelo era de las cenizas
y el monte todo tizna.

Los soldados hablaban
en lenguas indescifrables
para los oídos inocentes.

Nunca había muerto
un niño entre mis brazos ni,
hasta entonces,
había muerto yo.

Cuando me desperté
del sueño en el que me había despertado,
el suelo era de la ropa sucia
y las paredes todo cal.

El silencio hablaba
en una lengua indescifrable
para mis oídos.

Nunca había despertado
tan lejos ni,
hasta entonces,
tan sola . . .

sábado, 29 de diciembre de 2012

¿Crees que si estuviese loca distinguiría las cerrillas de las velas? También sé que los unicornios sólo existen en los libros, y en las películas, y en los sueños . . .

Estoy hablando con las paredes.
Esto incluye, también, el techo,
al que miro con rabia,
y el suelo,
al que piso con furia.

Estoy llorando
entre estas paredes,
cierro las ventanas para que no puedan oírme,
extiendo las cortinas para que no puedan verme.

Y grito
rabia
en una frecuencia para perros y murciélagos.

Y me temo,
que a partir de ahora,
soy de la noche,
me temo. . .
porque yo quiero luz, quiero luz.

Al menos enciende las velas,
aunque todo arda.
Aunque todos ardamos.

Eso:
Que todos ardamos . . .

jueves, 27 de diciembre de 2012

"Y el hombre se quiebra. 
Da la vuelta 
y huye"

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Las formas de mi lengua.O de como, sin querer, me deshago de/con/por ellos.

Otros fueron
los que quisieron quemar mi boca
con el ácido de sus lenguas.

Pero mi corazón
es sincero
y en mi garganta
habita
el fuego.

Sus ojos son inflamables.
Explotan
cuando quieren quemarme.
Sus lenguas
se hacen arena entre mis llamas.

Mi corazón
es sincero:

No te quiero
pero te deseo.

domingo, 23 de diciembre de 2012

Me gusta separar mis estupideces en versos porque me perturba leer frases o párrafos largos. Así soy yo. Y esto es lo más verídico que he escrito en mi vida.

No es nada poético:
Entre mis pasos
están las bragas.

Las bragas o sus variantes,
pero casi nunca camino desnuda y 
las bragas 
suele ser lo primero que me pongo
para contrarrestar las curvas de mi
(i)natural desnudez.

No es nada poético:
Entre mis pasos están: 
la parte interior de mis piernas,
estrías,
restos de moreno,
marcas de biquini y
mis bragas.

martes, 18 de diciembre de 2012

Positivismo lógico y otros resultados del zen. Del día que me dí cuenta.

La casualidad.
¿Existe?
Existe el mar, los pájaros...

Sí,
los pájaros,
los que vuelan en bandadas.

Existo yo.
Porque pienso,
porque no vuelo.

Pero la casualidad...
¿y si no hay casualidades?
¿si son todo consecuencias?

Me alegro de merecerme esto,
a pesar de todo.
S. dijo...:
"Tranquila, todo tiende a salir bien."


Y es un poco verdad.
No hay casualidades,
hay consecuencias.

Porque existe el mar,
y los pájaros
y, sobre todo:

existo yo.


jueves, 6 de diciembre de 2012

Autoengaño con-sentido.

Despertar. Perdido.
Abrir lo ojos.
Estar perdido.

Las paredes
no me conocen.
La almohada
no tiene sueños.

Desde Sofía,
ciudad que nunca he pisado,
me despido.

Los pies
en el cielo.
¿O están el suelo?
Ya no distingo
ni el color de tus ojos.

Puedo ver detrás de la barra de los bares.
Colillas
por alfombra.
El olor del tabaco
que forma parte de mi,
el olor... está impregnado en mi nariz
y es parte del todo.

Luego las ventanas,
que son el mundo,
el mundo y yo me voy.

Tras las cortinas
está el último
destello de mi.
Me estoy olvidando....

lunes, 3 de diciembre de 2012

Asumo que no sabes nada. O que las toallas mojadas ni siquiera son útiles para eso.

Es absurdo.
Como querer ser un árbol.
Otros sueñan con casas e hijos.
Yo soy más de paz.
Más de luna y estrellas.

Mira la niebla,
se ha empeñado en ser parte de esto
que (no) tenemos.
En ser parte de los días,
que sin darnos cuenta,
nos acercan a morir.

Parte de los días.
Los días que parten.
Me parten 
en más trozos 
de lo que se considera 
recomponible, 
(que se puede recomponer),
para un jarrón,
menos más que yo no soy uno.

O... ¿lo soy?
No.
Sin lugar a dudas.
No me gustan las flores.
Yo soy más de amor.



miércoles, 28 de noviembre de 2012

Pensar en ojos azules con ojos castaños y en todo lo demás, y luego en mi. Y sonreír.

Balcones.
Los alemanes también tienen balcones.
Me lo dijo la chica del pelo corto de la 201.
Ella quería uno.
Uno.
"Hay que solicitarlo cuando se hace la reserva
y no se garantiza
Son bajo disponibilidad."
Se lo dije en mi inglés de Portugal,
y no sé como, pero creo que lo entendió.

Al final todos me entendían,
creo que era por lo de sonreír,
ya sabes mirar a los ojos,
estirar y tensar los labios y pensar en algo bonito.
A veces pensaba en ti,
pero ahora no me sirves para eso,
ni para lo contrario.
Sólo me sirves para recordar.

Me da pena ver tantos muertos en el suelo
y sobre todo
tantos moribundos.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Para Ana y Juan que, a pesar de ser nombres tan comunes, nunca han tenido representación en mi vida.

Me dices cosas preciosas.
Qué pena que no sean verdad.
O que alivio . . .
claro,
porque yo no siento eso por ti,
en verdad por nadie,
y, objetivamente
eso
es un marrón.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Dicen que el mundo se acabaría sin abejas. Yo siempre quise matarlas a todas. Pero eso no significa que siempre quisiese acabar con el mundo, ¿no?

Las esquinas de las habitaciones
sólo sirven
para camuflar el polvo
de las veces que he limpiado a medias,
eso dice mi madre,
que limpio a medias.

Que todo lo hago a medias.

Puede
que el día menos pensado
las mitades de las cosas que hice
se despierten y me coman.
Y yo...
me defenderé
a medias,
como todo hago,
que lo dice mamá.

Si yo...
lo único que quiero
es meterme en una burbuja hecha con agua sin clorar y gel de vainilla
y soñar
eternamente
que la vida de mi cabeza es posible
y que además
es mía.

lunes, 19 de noviembre de 2012

-¡Goyaaaa! 
¡Que vengas aquí ahora mismo, que te voy a matar!-

 Que pare de gritar ya,
que no voy a ir 
si desde lejos me anuncia gritos y muerte.

lunes, 12 de noviembre de 2012

El silencio llegó lleno de tesoros.

Yo sólo quería morderte la boca,
y la espalda.

Que tu piel, fuese
entre mis dientes bocado,
alimento.

Sólo quería jugar
con quien jugara conmigo,
sólo quería eso.

Pero en tu casa,
todo ese silencio trajo paz,
paz
a toda la ternura.

Y al final
sólo pude quererte.
Sólo eso.


jueves, 8 de noviembre de 2012

De como un hombre se aferra a la idea de que alguien tiene que quererle, pero...

su madre está muerta
y ya
es casi de noche.

Las paredes sudan humedad.
Y en mi habitación hace más frío
que en el jodido telesilla.

Abre las puertas
y cierra las paredes.

Al final
todos
acabamos
contra el muro,
pero ganó él.

martes, 6 de noviembre de 2012

(Todavia) Te debo un cuento.

Hay más explicaciones que motivos.
Eso
quiere decir 
que, 
al menos,
alguien miente.

Y, como eso pasa siempre,
se concluye,
a base de lógica re-forzada,
que todos mienten,

y al final,
como soy parte de todos,
que miento.

Todos como colectivo, 
al menos aquí,
luego,
es decir: después,
no soy parte de nadie, 
pero sí de todos,
porque miento.

Y por acabar con la verdad,
siendo lo anterior tan verdad como mentira,
te digo:
ahora soy
reflejo en espejos colocados en frente de espejo.
Ilusión,
por falsa.

Que debo muchos besos,
y muchos versos
y demasiados regalos.
A un J. una canción.
Y a tí
un cuento.

miércoles, 31 de octubre de 2012

"Es todo y lo contrario."

- L., mira al dolor a los ojos.
¿Qué sientes?

-Nada.
O algo.
Indiferencia. Como una pena lejana.
Una lástima que no es mía,
que dejo de mirar y se me pasa.
Como cuando en la tele salen los niños de África hambrientos, que en cuanto quitan la imagen
se te va la pena.
Eso siento frente a lo que llamas dolor y que dices que es mío.
Eso es lo máximo,
o eso o indiferencia.

A veces me da tanto miedo sentir tan poco, que pienso que sólo este miedo es real.

Y después: calma, todo en mi vida se reduce a la calma.

-¡Menudo auto control!

-No. Si tuviera que controlarme no sabría,
no hay control, hay ausencia.





Y apretó sus labios contra el pecho de su amante.
Cerró los ojos, apoyó la cabeza y se dejó dormir.
Lo más fácil

(siempre) es 
entregarse al sueño.


lunes, 29 de octubre de 2012

No quiero nada, (¿significa eso que quiero algo?)

Pongamos como ejemplo a un ave,
el cielo estrellado y,
a lo lejos,
(¡lejísimos!),
un acantilado.

Imagínate que, como a mi,
al ave le gustan los versos impares y
los días pares,
(a no ser que sean múltiplo de tres)
y que cada vez que llueve llora porque es más fácil disimular.

Imagínate,
un imperativo que no manda.

Yo no quiero nada,
lo que quiero es todo,
y si no...:

"Vea usted. . . Mariposas blancas. . ."

Hay tantas maneras de hacer que algo sea cenizas,
que a veces
pienso que el fuego es ridículo.

jueves, 25 de octubre de 2012

Yo, una vez, viví en una casa con un vestidor.

El abrigo llevaba tanto tiempo en el armario,
que empezaba a dudar de la existencia del invierno:

Todo fue un sueño.

Así piensan los abrigos,
digo yo.

Entonces comprendió lo que era el amor.
Y cedió
la percha
con un crack húmedo: madera añeja.

El desgaste fue en el suelo.
El desastre en las mangas,
a la altura de los codos.

Hay
demasiados muertos
en los párpados de los supervivientes de una guerra.

Y yo lo siento,
pero en mi armario no hay sitio para tu ropa.


miércoles, 24 de octubre de 2012

Yo, en la ciencia es donde he hecho los mayores actos de fe, porque se podrán probar las cosas, pero sospecho, que la mayoría no llegaría a entenderlas ni en mil años, luego...: acto de fe.

O hablemos de cosas etéreas,
(o de poner los pies sobre la mesa del salón).

Y los besos, 
¿qué hay de los besos? 
Están por todas partes.

Pero no hay 
nada
tan íntimo
como un abrazo:
pecho contra pecho.
Los latidos:
orquesta.

Entonces pintamos las paredes del salón
del amarillo más ofensivo que se había visto.
Y nos reímos,
nos cansamos y jugamos a trabajar 
tirados en el suelo.

Echo de menos pintar las paredes de casa.
Eso y los domingos.


lunes, 22 de octubre de 2012

¿Sobre qué puedo escribir? Sobre una mesa y un papel.


O sobre:

 lo que se siente cuando no se siente nada,

cómo se escapa el tiempo
(entre los dedos),

el miedo que me da ser tan racional.

todo lo que duele, o por qué ya no duele nada 
( : ninguna cosa, ningún dolor).


O sobre las rodillas, en un cuaderno.

miércoles, 17 de octubre de 2012

Buenas noches Nostradamus


Son más de las seis. Esto es algo que se puede afirmar, sin miedo a equivocarse, desde que uno tiene más de doce horas de vida.

La pregunta entonces es: ¿qué hacemos todos vivos?

Pues eso: vivir. Cuya definición de diccionario debería ser: el verbo que contiene a todo el resto de los verbos.

Visto entonces que la profecía no se ha cumplido (otra vez, o sea: ninguna) decido profetizar:
“El mundo se acabará un día en los próximos cien años” y así elimino el mayor de mis miedos: vivir el fin del mundo.

L., el resto de tu vida podrás dormir tranquila.

martes, 9 de octubre de 2012

"Inevitable significa que no se puede parar."

Había nacido para morir,
misión ineludible.

Las paredes, sin embargo,
nacen para proteger,
y no todas mueren,
o eso creo.

Una vez soñé que
todos éramos pájaros
y que vivíamos del aire,
que no había distancias,
ni fronteras.
Ni mucho menos mentiras.

Luego me desperté y
me volví a dar cuenta de que había nacido,
y que eso conllevaba,
al menos,
una misión.

jueves, 4 de octubre de 2012

Reconocer, conocer, re-conocer (y otras sutilezas)

Todo el que me reconoce
sabe que tengo los ojos
oscuros y pequeños.

Todo el que me conoce
sabe que mis ojos a veces miran
pero no ven.

Todo el que me re-conoce
ve como se ha ido el enfado
cambiando las miradas por sonrisas.

Y todo el que me mira
no me ve.

Demasiadas Ls en poco espacio.
Demasiado espacio
para esta L.

jueves, 27 de septiembre de 2012

El mundo es tan grande y yo . . . ¡tan pequeña. . .!

La nada no es,
la nada está.

O el vacío,
que parece que rellena mi piel.
El vacío y mis entrañas.

Puedo escupir un montón de crueldades
y el alivio
sólo me dura unos segundos.

Entonces, ¿qué?
busco, busco, busco . . .
¿qué busco?
y encuentro y pierdo cosas.
Abro y cierro los ojos,

es igual,
la misma imagen:
estoy en un bosque,
el bosque es del sueño:




Las hojas de los  árboles no son capaces de taparme, estoy desnuda ante las miradas de compasión crueldad de un desfile de modelos que ahora no desfila: me mira a mi.

Puedo ver como su orgullo se iza y se eleva como la vela de aquel barco en el que se fue todo, en fila india, con un orden de lo menos dantesco, como se iza como las pollas de todos los hombres que las miran y que aun no me han visto a mi.

Mis cicatrices sostienen mi barriga, mis piernas dicen, desde el moreno de septiembre, que están cansadas. Mis tetas, poco a poco, pierden la forma.

El suelo es una alfombra inmensa, pero esas hojas no son capaces de taparme a mi. Ya todos me miran, hasta los hombres que hace un momento estaban embelesados con la belleza acusadora de las modelos.
Todos me miran con ojos de cristal, sus ojos me hieren y en segundos todo está bañado en sangre, la culpa es del cristal de sus ojos que parece que quiere desangrarme o desgranarme, ¡o vaya usted a saber qué!

Me pesan los párpados, la lengua, los brazos se caen hasta los tobillos como si fuesen de chicle de plomo. Vuestros ojos de cristal me hieren.



Y luego . . . supongo que se puede decir que me desperté.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Como un interruptor de la luz, pero cuando lo presionas la luz ni se enciende ni se apaga . . .

Intento sacar de las paredes
recuerdos,
pero en estas pareces:
suciedad,
sólo hay suciedad.


"Los recuerdos
sólo 
residen en tu cabeza, L."


Dice una voz que
sale de mí pero que no es la mía.


Ya no existe un escondite
que tenga más pasado que yo.
Ya no hay recuerdos,
como si me lo hubiese inventado todo.


Ya no hay
nada más
que vacío.


Echo de menos
saber por qué lloro.

lunes, 17 de septiembre de 2012

Quiero volver a oír esa respiración junto a mi oído. (Grandes soluciones para los grandes problemas).


Siempre hay
alguien que te observa.
Por eso,
a veces,
estoy en la cama
y finjo que duermo.
Que duermo de rodillas
mientras me balanceo
como en una mecedora invisible que,
está colocada al revés.

Por eso,
o por otra cosa (¡vaya uste(d) a saber!),
me siento vacía,
tanto que duele no tener nada dentro.

Tanto que,
a veces pienso
que era mejor tener un motivo por el que sufrir.
Luego

me doy cuenta de que estoy loca,
que estar vacía,
de todo,
no está (tan) mal.
Lloro un rato
y
me duermo.

martes, 11 de septiembre de 2012

Verano entre bambalinas

I

Que puede 
(por ejemplo) 
acabar un verano.

No tuve tiempo a hacer un verano normal,
pero . . .

Aprendí que tengo sed, 
y sobre todo,
de qué tengo sed.

II

Tengo luz de estrellas 
o de luna. 
Depende de.

III

Nací en el barro.
Entre las piernas de mi madre
salía un bulto deforme
al que le costaba respirar.

Luego me llamaron Laura,
antes incluso de azotarme,
y envolví las noches en llanto
para castigar a los de mi alrededor,
por si acaso.

Ahí, en ese momento y
a la edad de cero años,
decidí que no tendría hijos

y llamé a mi vientre infértil,
a falta de pruebas precisas.

El resto de mi vida sería:
 jugar a ser feliz 
(o a hacer felices a otros)
a base de sonrisas.

Me pasé los días jugando;
y hubo veces
que hasta gané.


jueves, 12 de julio de 2012

Conversaciones que sin querer convencer: convencen. (Ni ayer ni mañana)

-. . . pero tú antes
-Yo no existo antes. Sólo existo ahora. No lo olvides nunca.

martes, 10 de julio de 2012

No me molesta ser tonta,
lo que me molesta es 
saberlo . . .

lunes, 9 de julio de 2012

He decidido empezar una lucha: Algo vs Nada.

La historia es la siguiente:



                                            .

O sea: nada.

Imagínate
que la historia hubiera sido algo,
como esto:
algo.

Entonces
pasa pasa pasa,
y tú, y yo,
(vamos: nosotros),
existimos.

Ya sabes insistir en todo eso,
para salvarlo, para salvarnos.

Algo.
Eso será.
Casi
contrario
a nada.

jueves, 5 de julio de 2012

"...empecé a vestirme de blanco y a consumir tranquilizantes como si fueran peladillas, luego en 1977 fallecí en un lavabo. ¿O lo soñé?"

A veces se me olvida que no existo,
e invento palabras.
Me gusta inventarme palabras,

¿significa eso que me gusta existir?

¡Mierda! Ya he vuelto a desaparecer . . .

viernes, 29 de junio de 2012

Mirar el cielo y ver: azul, nubes, sol y contaminación. ¡Ah! También hay un pájaro.

Las cosas son.
Pasan,
es decir :
suceden y luego desaparecen.

Y puertas que se abren hacia cualquier lado :
Giratorias.
Como la esencia.
Como la ausencia.

Están.
Son.
Y a veces también parecen.

lunes, 25 de junio de 2012

Llegados a este punto creo que es hora de hablar de mi (parte I):

me llamo Goya y tengo catorce cicatrices, una por cada dos penas gordas.
Porque ese es el modo de clasificar las penas: una relación entre su peso y su volumen.

Tengo los ojos cansados, pero sé hacer lo de la mirada viva. Y de eso vivo: de calmar corazones con mis ojos.
De eso y de milagro.

A los diez y nueve años, decidí que yo no iba a ser una mujer cualquiera. Yo sólo iba a ser una mujer. Entonces me desprendí de: cualquier-cosa y dejando (de)atrás miles -millones- de cosas me hice una mujer y me quedé huérfana.


domingo, 24 de junio de 2012

"Si los espejos del salón no están rotos: lo estoy yo."

Me miro las manos
y entre los dedos tengo niebla,
y entre las uñas
ganas de arañarte el rostro,
desfigurarte.

Me miro al espejo
y en los ojos tengo ganas.
A secas.

No,
a secas no,
pero sólo tengo ganas,
pero sola
y tengo ganas.

Me miro las piernas
y en las rodillas
pesa el cansancio,
en los pies
hay heridas,

rozaduras:
el tiempo que quema,
los miles de rostros que pasan,
los pocos rostros que pesan.

Me miro el vientre,
hasta la raíz,
y entre las caderas
veo cicatrices,
sólo cicatrices:

la vida que marca,
la vida
que escapa.

sábado, 23 de junio de 2012

O amable, del verbo amar.

Sé poesía:
luces y sombras.
Escalofríos.

Llagas en la piel.
Desgaste,
desastre

y sobre todo
paz,

y sobre todos
luz.

Y en las bocas:
palabras,

dichas por manos, ojos,
mente o corazón.

Sé, para mi,
poesía.
O árbol,

incluso flor,
pero sé
del verbo s(ab)er.

viernes, 22 de junio de 2012

Siempre elijo lejos a la gente que siento cerca.

Luz.
Estalla una luz-azul.

Estalla
y me pilla dentro.
Cerca.

Cerca.
Nos encierra.
Nos entierra
sin haber apenas vivido.

Bebido.
Para ti
tengo una promesa:

recordar
que existe(s,)
gente como tú.

Como tú conmigo
o sin mí.

Existir.
Elixir.
Tu aliento
huele
a café.


Comerte la boca
es el único modo de inyectarme cafeína.

Porque yo
si tengo sueño:
duermo.

Si te sueño:
iverno,
invierno

eterno
y cubre primaveras,
pudre puertas enteras.

Porque yo
si tengo sueño:
duermo.

Y si quiero cerca:
acaba lejos.


domingo, 17 de junio de 2012

Dos puntos: ":", Cómo ser yo y no negarlo:

Así. En silencio,
el silencio no existe:
(¡recuérdalo!)
suena.

Tic-tac.

Siempre soy yo.
No puedo debo negarlo.

¿Y tú quién eres?
Siempre tú,
aunque no quieras,
te guste o no.

Tú: tú,
tu tú: todo tuyo.

Yo: yo,
mi yo: todo mío.

Así: en silencio,
el silencio no existe:
todo mío.

Como el miedo:
suena.

viernes, 15 de junio de 2012

Precios que pagamos por crecer como personas, por conseguir mucho más en el mismo espacio.

¿A alguien?
A ti, tú contigo.
Me oigo respirar,
silencios táctiles

que me decían:

amor . . .
tócame,
déjame que te toque.

Luego
otros silencios se instauraron:

está aquí el olvido.

Yo no niego,
sólo dueles,
(ahora)

pero a veces
merece la pena el dolor.

miércoles, 13 de junio de 2012

De las veces que te conté la verdad y pensaste que mentía.

Si supieses la verdad
te parecería horrible.

Fui quien inventó el dolor
y los parches.
El horror de las piedras caídas.
El encierro.

Fui yo,
justamente yo,
quien pintó las paredes
y escapó.

La culpa y la huida.
Muros, murales.
Puertas caídas
putas caídas.

La que hace fuego
y se queja cuando todo arde.
Todo arde.

Me ardes por dentro
y sufro y lloro y mato
y nadie muere.
Sólo el amor a la locura.

Ese muere,
y yo loca,
mientras mato muero
dentro de tí muero,
ausencia.
Muero.

Mi cuerpo late,
pero es otra la Lluvia
que crea y golpea
charcos.

Yo,
(que llegué a pensar
que merecería algún cielo)
muero.


lunes, 11 de junio de 2012

Colores-olores-lores-res-es

Escribir colores.
Colores-sentimiento.
Romper con la cultura
y amar la naturaleza.
El rojo me calma
y quiero lamerte mientras hacemos
de la arena de la playa nuestra casa.
Eso fue lo que le dije
incluso después de saber la verdad.
Un golpe de sinceridad animal.
El rojo me calma.
El rojo y la cama.

Quizá no podamos cambiar el pasado, 
pero si sus efectos sobre el presente.

domingo, 10 de junio de 2012

Lectura de un domingo cansado:

Eres.
Existes.
Al margen
de mi.
Demasiado.
Lejos.

jueves, 7 de junio de 2012

Pongo en otro sitio las cosas que no son mías pero que están entre mis cosas, o muevo mis cosas y con ellas: Yo.

Sabes que te quiero, ¿verdad?
Pues a mí
me quiero más,
por eso,
como no me gusta,
como no me gusta así:
me voy.

martes, 5 de junio de 2012

Escuché un silencio expectante, desde la terraza suena.

Encontré
en la noche
el silencio menos absoluto.

Todo quieto,
todos duermen,
es el mundo el que suena.

La ciudad que se queja.
Lamenta ausencias y presencias.
Nos quiere trasladar a todos.

Inconformista.
Otros parajes,
paisajes.

El monte
montaña
cruje.

Grillos en verano
ciervos en otoño.
El silencio (no existe)
suena.

Nadie habla
cuando la noche
se hace negra.

Pero la ciudad cruje
y la naturaleza
suena.

domingo, 3 de junio de 2012

En capítulos anteriores . . .

Vacío.
De vaciar.
O adjetivo.

Zen.
Postura.
Fluir.

Ya no estás
entre mis cosas.

Ni tú
ni todo el desastre
que genera
esto de jugar a la vida.

Fluye
la vida como un río.
Mar.

Resaca
marina
(o de güisqui).

España también fluye:
parking,
del inglés.

Yo escribo güisqui
y me niego a aceptar:
"almóndiga".

Vacío.
Se está,
o:
se genera,
se hace,
se nace.

Postura.
Im-postura.
Que alguien cambie
a la actriz.

sábado, 2 de junio de 2012

Asesinato justificado.

Una vez,
hace mucho,
conocí a un argentino llamado M.

Me dio tanto asco
su manera de verme
carne
que tuve que matarlo.

Me acerqué tanto a su cara
que le absorbí el espacio argentino-vital,
que no sé si lo saben,
pero eso
es muy poco espacio.

Le dije,
casi en un susurro y
entre dientes:
"para ti, NO soy más
que conversaciones"
PARA TI, se recalcó en mi mente.

Y después,
justo después
sin dejar hueco
a una réplica/labia
le clavé una lanza
a la altura de la garganta
y retorcí.

No soy más que conversaciones.
Para ti.
Y mi cuerpo
se hizo río pensando
en los lugares que visitaría
con cualquier otro tú.



martes, 29 de mayo de 2012

Basado en hecho triviales

Era un perfecto desconocido,
es decir:
como desconocido:
perfecto.

Luego . . .
luego
lo conocí.

(E)lecciones

Dime paz.
Cualquier poema
cabe entre los ojos,
encima de la nariz,

huele a sal.
Arena
entre los dedos
de los pies.

Yo
no
grito.

Lejos de estar lejos.

La lluvia ya no llora,
es verano.
Pero
aun quedan ojos
que hacen charcos.

Y la pena
o el viento,
como un otoño eterno
se instala
en los días donde verdad
quema.

Soporto
entre el ánimo y los huesos
mi pasado,
pero el futuro
me arranca gritos y silencio.

Y como bote de madera
apolillada
y me inundo
y me ahogo en charcos
propiedad de ojos.

Lejos de estar lejos
ninguna nube llora.



domingo, 27 de mayo de 2012

Conversaciones ficticias contigo

Ese no es el problema,
pero
impide la solución.

jueves, 24 de mayo de 2012

Te podría haber susurrado algo al oído para que todos pudieran oírlo, pero soy más de comunicación telepática.

Los niños gritaban.
Tan agudo
que sólo los perros podían oírlo.

Perros.

Gritaban . . .
y nadie les oía.

Como aquella vez
que le dije a papá 
que no podía y él no me creyó.
Sí, como aquella vez.

Él se quedó ciego
y yo sorda.

Que tampoco fue tan mal:
él no vio mi fracaso
y yo no oí sus gritos.

Aquellos niños gritaban,
mucho.
Como 
.........aquella 
.....................vez.

 

viernes, 18 de mayo de 2012

Si alguien me hubiese preguntado hubiese sido nube. Y llovería toda mi vida, hasta desaparecer.

Alguien debería matarme,
sólo pido que no duela,
o que duela menos que . . .

Que duela lo suficientemente poco
como para dejarme gritar.

No como esto
que me mata lento.
Tanto
que

las lágrimas
forman contenedores
en las cuencas de los ojos
y
se quedan atascadas,

rotas,
y rompen por dentro
más (todavía) que . . .

Deberían haberme dejado elegir.
Jamás esto.
Jamás vida.
Adiós.

Bórrales la memoria
a papá y mamá.

Adiós vida.
Adiós
muerte.

jueves, 17 de mayo de 2012

Imagina que aquel día yo hubiese faltado a clase

Si la vida fuese mentira
estaríamos en el mismo lado del mundo,
en las hojas
del libro de algún padre.

Si fuese mentira
yo
no sería yo
y tú
no serías.

Si fuese mentira
te habría soñado
antes de conocerte,
pero antes

soñaba con 
otros tú 
y otras yo.

Nos inventamos
con ayuda de la vida,
porque la vida
es de verdad,
a pesar de todo.

martes, 15 de mayo de 2012

Dime que la vida es esto y que la pasarás conmigo hasta que (yo) sea lluvia, o (incluso más).

Cuando pienso en ti
como un cuerpo inerte
tengo miedo
de que los difuntos
sean fieles a la muerte.

Cuando pienso en mi
como un cuerpo inerte
tengo miedo
de que la muerte no sea
sino un cambio de conciencia

a otro cuerpo o
a un sin cuerpo,

alma rota
...............y perdida.

domingo, 13 de mayo de 2012

Enciende las farolas a falta de soles

Y ahora,
luz que lo oscureces todo,
acábate y déjame
con lo aprendido
ser feliz en la lejanía.

Sé hierba sobre la que tumbarse,
comodidad con puertas,
pared con ventanas.

Déjame ser
(a mi sola)
la yo
que construimos
entre los versos de los poetas.

Déjame lluvia,
y yo
pronto comprenderé:
la luz ya no me ciega.

viernes, 4 de mayo de 2012

Yo (no) sé cómo

ha pasado lo imposible.

miércoles, 25 de abril de 2012

Estado de frío permanente


Tenía los ojos cargados de lluvia.
Abril había cumplido su-misión.

domingo, 22 de abril de 2012

jueves, 19 de abril de 2012

Siempre me gustaron los bocadillos de Nocilla para la merienda.

Hace tanto tiempo de eso
que la fecha no le cabe en la memoria.

Tampoco recuerda,
por ejemplo,
el día que le dije que le cosas
y cosas fue.

Amor (propio) por todas partes:
rectas, curvas, esquinas . . .

En la memoria no le cabe un elefante,
pero hay cosas que no olvida,
y entonces . . .
¿cómo olvido yo
para dejar sitio a todo el resto?

Esternocleidomastoideo.
Cuarto curso de primaria.
¡Ahí queda eso!

miércoles, 18 de abril de 2012

Puntos y todas esas cosas que (no) dije.

I

Llegados a este punto
esto es lo que queda de mí :

II

escribo mierda
separada en versos.

Y esto es la prueba:
la palabra mierda
como tal, 
su sonoridad,
no debería vivir jamás en un poema.

Nunca 
más allá de su significado.

Maneras de utilizar el tercer ojo mientras finjo que paso de largo.

En un último intento absurdo
me rompo en cuatro.

Y . . . ¿Qué hacer con los trozos?
Una puerta o un muro.
Quizá una ventana
desde la que saltar
y caer de pie o de cabeza.

Decidir entre gritar
y quedarme callada.

Y llenar todo
de objetos que sustituyan
a todas las personas que pierdo por el camino.
Cada día más objetos,
ya nadie
(ya nada)
 cabe en mi memoria.

lunes, 16 de abril de 2012

Y dice eso despacio, y sé que se equivoca. Llamaré a alguien mañana.

Porque mamá dice que si,
que sepa
que nunca como ahora,
que ya me acordaré mañana
y lloraré
por no haber sido joven nunca.

Dice que si,
que vaya,
que me tire de cabeza y
grite, que grite tanto
que se me quiten
las ganas de llorar.

Pero no grito, sólo lloro.
Su revelación
es aterradora.

miércoles, 11 de abril de 2012

Las cosas importantes pasan(ban por ahí,) en los márgenes de los cuadernos de notas.


"y después de la calma: la tormenta"
B.M.


Y dijo:
"muerte",
pero de su ombligo
salía una mariposa,
primavera y vida.

Y los pétalos 
de las rosas que 
podían haber vivido en su jardín,
los esquejes que fumigó
con llanto y palabras-ceniza.

Perdonados,
"ello", yo,
y los jardines.

Si es que a veces 
no hay palabras para describir 
la pena que supone 
perder
una de las vidas de mi cabeza.

No las hay,
pero es mi culpa, 
por dar a luz a más L's
de las que caben en un DNI.

.

domingo, 8 de abril de 2012

No me habías contado ninguna mentira, por eso te creí.

Los veranos hacen trampa,
me convierten
en faldas con vuelo.

Hay tantas estrellas
en mis veranos que
cuando el otoño 
llora y se desviste
apenas 
(re)conozco las farolas.

Los veranos
soplan viento cálido a las caras
y yo . . .
soy falda con vuelo.

martes, 3 de abril de 2012

"Me dice que se siente sola y se va"

Con la espalda en una pared
imaginaria
la espalda, la pared, las presencias . . .

Imaginaria

Se siente sola,
se sienta sola,
se sustenta sola.

Se va,
¿quién se va?
Aquí  no hay nadie.
Sólo espejos
cien mil rostros iguales
al rostro.

El rostro.
Se siente sola,
se sienta sola,
se sustenta y
sola tropieza.

Después se va el espejo
con el espejo el rostro.
Con el rostro
se va ella

y la pared imaginaria
y la espalda, su presencia,
tu presencia,
mi presencia . . .
Se va.

lunes, 2 de abril de 2012

Sus pasos dejaron huellas en las nubes que nadie ha vuelto a pisar

Veo desde aquí
tus esfuerzos absurdos
de no abandonarme.

Veo en sueños
como dices lluvia
y llueve para ti.

Como nieva
(dulce)
sobre ella.
Veo.

Sobre ella,
que es presente,
que me duele 
como si quisiera matarme lento,
como si me (re)conociera.

Y digo paz.
Y respiro.

El aire que cojo
no lo comparto
Es mío
el aire.
Como tuya la lluvia.
Veo tus esfuerzos.

Yo he dejado de fingir 
que el mundo no está estropeado.
"Acéptalo",
fue lo que me dijo la voz.
Y lo hice.

Como aquella vez 
que la voz me dijo que te matara
y en el intento
acabé besándote.

No sabía quien, pero juro
que pensé que alguien se moriría.
A mi me salió una herida por dentro.

La voz dijo que te matara.
Y en el intento  
me hic(ist)e
río.

jueves, 29 de marzo de 2012

viernes, 23 de marzo de 2012

Margaritas o cualquier otra marca

Tienen las paredes
de las habitaciones grandes
ese poder
de estrecharse
hasta convertir
un hogar
en un trastero.

Tienen las paredes 
manchas,
humedad,
amor,
años.
Cualquier cosa,
sustancia o sentimiento.
Cualquier tiempo.

Tienen de todo las paredes.
De todo menos a tí.
De todo.
Menos a mí.

Nosotros,
tú y yo,
(no) estamos en ninguna parte.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Cita

"Un año,
dos,
quizás nunca."

Luego 
SILENCIO.
Del que grita.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Cinco

Marzo
solía ser
mes de aniversarios.

Este año
supongo
que
sólo celebraremos:

"dolor:
 fuerza
y valentía
para superarlo."

Que no es poco
Ya lo sé.

Cinco (¡ya!)
El cinco y el todo
entre mi cicatriz y yo.

Te celebro,
herida de guerra,
por ayudarme
a empezar mi vida.

Te celebro
o te odio
o...
¡vete tu a saber!
(¡maldita!)
herida
de guerra.

lunes, 12 de marzo de 2012

Closed

Estaba cerca.
Mucho.
Tanto
que dolía ((en) la piel).

Después
se fue
para siempre.

No sé
que dolió más.

viernes, 9 de marzo de 2012

(D)Efectos secundarios

Envejecimiento de la piel.
Descamación.
Facilidad de otros
para llegar
hasta la cicatriz.

Cosquillas
y
dolor.

Mientras

ries
sin querer
saber lo que pasa.

No importa.
Ya se acaba.
Adios.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Entiendo porque no entras, porque no sales

¿Alguien
te dice algo
te escribe algo
te hace algo?

¿Alguien te quiere?

Y te encerraste
debajo del pelo
de una pelirroja delgada.

Te imaginaste que te quería
como antes,
mucho antes,
tú habías querido a otras.

Te creíste
que tú la querías también.
¿Cómo no querer
a una pelirroja
que te deja esconderte en su pelo?

Yo
no sé
ninguna respuesta.

Puede que
nadie te diga algo
alguien te escriba nada
nadie te quiera algo
alguien te haga nada.

Puede
que todo eso
pase sólo
debajo de su pelo.

Y puede,
por último,
que todo lo demás también.

miércoles, 29 de febrero de 2012

No title

Me quiero ir
lejos
de todo 
lo que me ata
a mi
pero no sé como
no me atrevo.

Tengo 
las manos anudadas
tras la espalda.
Quiero
bocas
que muerdan 
el camino del dolor.

De los labios 
a la espalda
recorrer
pasando por los pies
fríos
que deja el invierno
escarcha.

Y luego,
cuando se te ocurra ser tú
en todas partes,
cuando me apartes de la verdad
que es, 
a pesar de todo,
la vida,

recordaremos
a los pájaros
que volaron
aquel día
sobre Granada.
Cuando tu eras feliz
en el oeste
y yo sonreía este
por los ocho costados.

Me quiero ir lejos
de todo(s)
descubrir
si es verdad
que lo echo todo de más,
que no he hecho nada de menos . . .

¡Y yo qué sé!
O cómo saberlo
y eso
y aquello, 
lo otro, 
lo primero
por la mañana
tiende a ser pensar(te)
y volver a querer dormir
punto y aparte.

lunes, 27 de febrero de 2012

A medias

Que lo mismo voy
y te arranco un verso de los labios
de mentira el verso
o el beso o los labios.

Que te arranco
las uñas
que dejé clavadas en tu espalda
la última noche en que te mentí.

Que lo mismo voy
y le cuento a él
todas esas cosas
de las que tu y yo nunca hablamos.

Que le clavo
las uñas en la espalda
como la primera noche
en que le dije la verdad.

Que lo mismo no
o si,
o como siempre:
a medias . . .

domingo, 26 de febrero de 2012

Peste



No había sido,
hasta entonces,
nunca
tan libre
como el día
que le regaló la libertad
a otro.

jueves, 23 de febrero de 2012

No title

Amor,
haz que no duela
que no llore,
que no corte.

Tenerte cosido a mi boca.
Apiernarte,
rodearte con las piernas
o
como se diga
o como se haga.

Cosido a mi cuerpo
porque a mi mente
ya estás encadenado.

viernes, 10 de febrero de 2012

Sobre gustos y otras adversidades

Alguna gente
tiene un gusto condenable.
Como mi novio.

jueves, 9 de febrero de 2012

EGO

Por eso escribo.
Como todos.