miércoles, 3 de diciembre de 2008

Muros y paredes.

(¿)Sábado noche(?)
(Madrugada del domingo 6:00 a.m.)

Él me dijo: "Las paredes separan."
Lo acepté como verdad absoluta.

"Las paredes separan" (los muros aislan.)
Necesito más paredes y menos muros...

3 comentarios:

Zul dijo...

Y sabes que, también hay corazones que separan y se aislan.
Pero los nuestros no ehh, que triunfe nuestro amor jajaj

Besitos amore

Xuvia dijo...

Nuestro amor triunfa!!! de echo somos todo amor y kien diga lo contrario no nos conoce ni un pokito!!jajaja.

Reconquista dijo...

Te dejo la explicación "literaria" de ¿por qué Reconquista? Cuando quieras te la traduzco :)

Dicen que después de la tormenta siempre llega la calma. Quizá con eso baste… Y es que tras la tempestad sucumbimos ante un largo tiempo de letargo y silencio, ausente de miradas, frío en abrazos, falto de nuestros vasos de ron. Un tiempo para escondernos en el lugar secreto donde somos únicos, donde nadie salvo el aire nos mira o acompaña. Un tiempo para, al amparo de la soledad escogida y desde el retiro en nuestra torre de marfil, desahogarnos sin miedo, curar nuestras heridas de guerra y reconstruir nuestro castillo de naipes.

En ocasiones bajaba al rompeolas y jugaba a imaginarte libre, volando en el horizonte sin nada que te retuviese en tierra. Anochecía y recordaba tu pasión por el misterio de la luna, el brillar de las luciérnagas, recordaba que nunca dejabas terminar un día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.

Ahora me alegro de que mi imaginación no sea tal y que mis recuerdos sean presente, me alegro de verte sonreír de nuevo sin necesidad de tapar tu imperfecta sonrisa, de que nuestros caminos se hayan cruzado de nuevo, de que hayas encontrado el momento de volver a brillar con luz propia, y sobretodo, de que no te has echado atrás. Me alegro de que hayas luchado y vencido, no han podido contigo, volvemos a ser reyes.

Pero nunca olvides que, aunque la vida nos lleva por caminos raros, la estrella Polar siempre nos indica el Norte y los lugares comunes permanecerán ahí, sólo es necesario darnos la vuelta para volver a ellos, o darle la vuelta al mundo. Nunca olvides que si me alejo un día…